Equo apuesta por una ronda industrial que lleve el tráfico pesado del puerto de Avilés a la rotonda de Tabaza

Fuente: Nota de prensa de EQUO Avilés y Comarca.


Desde Equo Avilés y Comarca queremos mostrar nuestra indignación por el anuncio de que las administraciones se ponen de acuerdo para desbloquear el proyecto de la llamada Ronda Norte y la “barrera ferroviaria”, ya que no tiene otro fin que el de engañar a los ciudadanos por motivos electoralistas.

Es más que evidente la urgencia preelectoral de aprobar proyectos que puedan parecer ilusionantes para la ciudad. El problema es que las promesas, si no se cumplen, dejan las cosas peor que estaban; es oportuno recordar que esta ya es la tercera vez que se presentan unas elecciones locales y autonómicas con este “gran proyecto” bajo el brazo.
PP y PSOE han estado peleándose durante más de una década con la barrera ferroviaria, la Ronda Norte y la conexión del PEPA con la autopista tirándose los trastos a la cabeza y vendiendo humo. Ahora, de repente todo se soluciona, y la promesa (la mentira) va más lejos: ahora además tendremos el AVE. Estamos seguros de que ya no engañan a nadie.

La Ronda Norte no es solución a nada

Con la nueva conexión de la zona industrial de la margen izquierda lo que se pretende conseguir es la supresión del paso de tráfico por el casco urbano.
Por tanto no se puede entender que ese tráfico se derive hacia otra zona urbana, por Raíces y San Cristóbal, con el agravante del aumento de tráfico por la carretera de circunvalación (“la variante”). Como ya dijimos en nuestra nota de prensa de fecha 17-10-2013, lo lógico es conectar las zonas industriales con un túnel bajo la ría y sacar el tráfico industrial por los polígonos existentes, a través del PEPA, hasta Tabaza. Es la única forma de separar el tráfico industrial del resto y de las zonas urbanas.
Quizá no sea la opción más barata, pero sí está claro que es la única opción que separa los tráficos industriales y los lleva directamente a la autopista del cantábrico por zonas industriales, y también la única opción viable desde el punto de vista ambiental.
Además sería posible adoptar esta solución también al tráfico de trenes, por lo que también serviría para desbloquear los problemas derivados de la conocida como “barrera ferroviaria” en Avilés.

No hay el acuerdo necesario

Durante mucho tiempo se esgrimió la falta de acuerdo entre las administraciones involucradas como motivo para la paralización del proyecto. Ahora resulta que el hecho de que la autoridad portuaria defienda el túnel en su Plan Director, que el Ayuntamiento de Castrillón siga sin estar de acuerdo y que los empresarios y sindicatos hayan dicho que es mejor un túnel, no es óbice para aprobar lo contrario. PP y PSOE siguen con sus inaceptables juegos de poder.

EQUO Avilés y Comarca
Publicar un comentario en la entrada

Nuestro Facebook: Carreño Actualidad