Recuerdo al gran naufragio de 1887

El 14 de enero de 1887 se produjo una de las peores galernas del Cantábrico, en cuanto a víctimas e impacto social. La tormenta hundió numerosas lanchas de Candás que habían salido a pescar besugo, el desastre se llevó la vida de 34 marineros. Un impacto brutal para gran parte de las familias de Candás, muchas de ellas quedaron el la miseria ya que los fallecidos y sus lanchas eran el único medio de sustento que tenían.
Publicar un comentario

Nuestro Facebook: Carreño Actualidad